“Puro sabor, pura Polar”: cervezas con sello venezolano en Madrid





La oferta canario-venezolana de la Octava Isla no solo se manifiesta a través de la comida, sino también con auténticas cervezas latinoamericanas como la Polarcita



¿Qué es lo primero en lo que piensas cuando oyes la palabra polar? Puede que algunos hayáis pensando en un oso, otros en un tipo de tejido sintético y los que estéis más relacionados con la geografía o la astronomía habréis pensado en los círculos menores del globo terrestre. Pero si eres venezolano y estás leyendo esto, seguro que lo primero que se te ha venido a la cabeza es una cerveza. ¿Verdad?





La cerveza Polar o Polarcita es una marca de cerveza Pilsen que nace en Venezuela en 1941. Con fábrica en Antímano, al norte de Caracas, la evolución de esta bebida no tardó en llegar. Solo dos años después, el maestro cervecero checoslovaco Carlos Roubicek pasó a formar parte de la Cervecería Polar, y tras modificar su fórmula para adaptarla al gusto del consumidor de la época, logró que esta marca se consolidara como la cerveza más vendida en el país.


No obstante, con el paso del tiempo, el paladar cervecero de los venezolanos cambió y la marca tuvo que reinventarse. A comienzos de los 2000 se comenzaron a popularizar las cervezas de tipo light, y tras varios años de pruebas, en 2008 se lanzó al mercado la Cerveza Polar Light; esta versión rápidamente recuperó la primera posición en cuanto a la preferencia del cliente.


Pese a los diferentes cambios que la cerveza ha sufrido en este tiempo, si algo permanece arraigado a la marca es su logotipo. El símbolo del oso polar incluso se materializó con el paso del tiempo para convertirse en Pedroso, la mascota de Cervecería Polar. Asimismo, su envase insignia también se mantiene hoy en día (aunque disponen de diversos tipos de presentaciones), ya que gracias a la botella de cristal color ámbar se protege el líquido, pues el lúpulo con que se elabora esta cerveza es muy sensible a la luz.


Malta y maíz


La cerveza Polar Pilsen se caracteriza por un aroma ligero a malta y maíz, y un sabor algo amargo. De color dorado y espuma blanca, esta bebida se elabora a partir de cebada malteada, cereales, lúpulo y estabilizantes. Tiene un grado alcohólico de 5 ABV y contiene 41 calorías por cada 100 ml.


Esta cerveza se convierte pues en el mejor acompañamiento para tus arepas. Una mezcla de sabores y sensaciones que puedes experimentar en La Octava Isla. ¿Te lo vas a perder? ¡Brinda con nosotros con cerveza Polar!