El papel del plátano en la cocina canaria y venezolana





Componente de muchos platos típicos como el patacón, el plátano es uno de los imprescindibles de estas gastronomías



El plátano es uno de los frutos más importantes de la gastronomía canaria, así como de la venezolana. Es utilizado en muchos platos típicos de estas zonas, y cocinado de múltiples formas diferentes: cocido, al vapor, frito o al horno. Por eso, esta fruta se puede comer en cualquier momento del día.


Tanto Venezuela como Canarias son países con plantaciones plataneras punteras dado a sus condiciones climáticas: ambiente cálido y tropical. De hecho, nuestro archipiélago produce cerca de 400.000 toneladas anuales de plátanos, lo que representa el 50% de la producción total en la Unión Europea.





Extendido por todo el globo terráqueo haciendo gala de sus diversos nombres, este fruto nos regala no solo un sinfín de denominaciones, sino de sabores. El que a nosotros nos resulta más familiar es el tipo dominico o enano, que es el que lleva el sello canario. Esta variedad mide entre 10 y 12 cm y es delgado y recto. Su sabor se caracteriza por ser bastante dulce, gusto que toma tras su proceso de maduración -en el que transforma sus almidones en azúcares -, y de donde obtiene una textura blanda y jugosa.


Valery, pera, tabasco, morado, manzano, cavendish gigante o macho son los principales tipos de banana que existen. No obstante, ninguna de estas variedades había llegado a Europa hasta hace unos años. El más popularizado hoy en día es el plátano macho. Frente al amarillo oro con motas negras distintivo del plátano enano, esta variedad también conocida como hartón, se caracteriza por un color verde intenso. Su tamaño es mayor que el común y su textura más harinosa; además su sabor es menos dulce, ya que su proceso de maduración es más lento y mantiene más cantidad de almidones.


Propiedades y beneficios


Como se puede deducir, su gusto viene dado por su contenido en azúcares simples (glucosa, dextrosa y sacarosa). Estos elementos, además de aportar sabor, convierten el plátano en una ideal fuente de energía, tanto para tomar entre horas como después de realizar ejercicio, ya que estimula el sistema nervioso y muscular.





Asimismo, la banana/el plátano es una fruta rica en potasio, magnesio y fósforo; y la presencia de grasas es casi nula. Su composición se completa con un alto complejo vitamínico (betacaroteno, vitamina C y ácido fólico), además de su aporte en fibra. Un alimento equilibrado que consumido con moderación puede formar parte de cualquier dieta porque además de su poder saciante, mejora la flora intestinal.


Estas propiedades se traducen a su vez en numerosos beneficios para la salud. Su combinación de carbohidratos y potasio produce energía en las células, lo que ayuda a recuperar fuerzas después de realizar ejercicio, así como a combatir la anemia y la fatiga. Y su contenido en potasio consigue reducir la hipertensión arterial.


Además, el plátano mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento, aunque en ocasiones puede provocar flatulencias. Centrados en el proceso digestivo,cabe resaltar que este fruto se convierte en un verdadero protector de estómago cuando se toma bien maduro antes de comer, ya que logra suavizar el ardor y neutralizar el exceso de acidez gástrica.





Olvida todo comentario negativo sobre este fruto, en especial aquellos que dicen que es perjudicial y que engorda. La banana, como hemos mencionado, es un alimento que nos puede ayudar a comer más sano. En La 8ctava isla somos unos amantes del plátano, por eso puedes encontrarla en diversos platos: como entrante, unas chips crujientes que combinan a la perfección con nuestra salsa canaria almogrote y unos tequeños especiales con masa hecha a base de este fruto. Y como no, también están presentes en algunas de nuestras arepas, la más conocida, la pabellón, donde se acompaña de caraotas y queso blanco.


¡No dejes de probar todas estas combinaciones! Una cocina rica y saludable de mano de La Octava Isla.