La arepa, el manjar indígena que se debate entre Venezuela y Colombia





Su popularidad se extiende por toda América Latina, aunque este producto también es bastante típico de las Islas Canarias



La arepa se ha convertido en el acompañante imprescindible de muchas comidas. Esta masa hecha a base de harina de maíz es en muchos países de América Latina lo que para los españoles es el pan. De hecho, es tal su popularidad y su extensión por el continente, que muchas culturas se debaten su procedencia.


Aunque no se sabe exactamente el territorio en el que se cocinó por primera vez, las fechas denotan que su origen es indígena cumanagoto, ubicado entre la ribera norte y la ribera sur del Meta, una de las primeras zonas en las que se halló maíz- lo que hoy en día es Venezuela y Colombia -.





Un claro ejemplo de las similitudes de estas gastronomías es la arepa de huevo, frita y rellena con este mismo ingrediente. Es una de las múltiples versiones de este alimento, especialmente común en el distrito colombiano de La Guajira y en el estado venezolano de Zulia, ambos fronterizos.


No obstante, según afirman diversos antropólogos, hay una gran variedad de arepas en ambos países. Concretamente en Colombia se han podido identificar más de 42 tipos, y más de una veintena en Venezuela.


Asimismo, además de sus variedades, las arepas también se diferencian por su manera de cocinarlas, que pueden ser asadas, fritas u horneadas. La elección de una “receta” u otra dependerá únicamente de las preferencias culturales que existan a la hora de consumir el maíz en estas zonas.


Propiedades


Este alimento es una excelente fuente de energía, ya que se trata de un carbohidrato. De hecho, si se aumenta su contenido en fibra, y se opta por rellenos bajos en grasa preparados con alimentos saludables, la arepa puede estar incluida en cualquier dieta.





Englobada dentro de la categoría de los cereales, una ración de arepas asadas (que serían unos 98 gramos), contiene aproximadamente 215 calorías. Es importante destacar su forma de cocción ya que hay quienes optar por freirlas y en ese proceso pierde todas sus propiedas. Según este cálculo, la arepa es mucho menos calórica que la media de los cereales, galletas de arroz o tortitas de maíz por ejemplo. Estos “snacks” contienen 219 calorías por cada 100 gramos: 387 calorías cada una.


La arepa ha llegado para quedarse. ¡Conviértela en tu nueva pana!