El golfeado, el snack de los venezolanos





Este producto elaborado con hojaldre y panela es uno de los dulces más típicos del país criollo, y ahora lo tienes disponible en La Octava Isla



Puede que no sea el nombre más atractivo para un dulce, o quizás sí. En cualquier caso, el misterio del golfeado reside en su sabor y su ingrediente principal, y no tanto en su léxico. Este panecillo se elabora con panela, un producto tan típico de Venezuela como esta propia obra de su repostería tradicional.





El golfeado, una masa de hojaldre suave y esponjosa, se presenta enrollado, en forma de caracola. Entre sus ingredientes también encontramos papelón rallado, anís y queso. Este último, de tipo blanco o de mano, se suele añadir por encima una vez horneado para que se funda un poquito.


Como es habitual en la cocina criolla, este plato representa la mezcla dulce-salado a la perfección. No obstante, su aparición estrella es en los desayunos. De hecho, en la 8ctava Isla lo puedes encontrar desde por la mañana con un precio cerrado junto a tu café colombiano 100% arábica, pero también durante el resto del día para tomar entre horas o en la merienda.


Historia del golfeado


Y como si fuera parte de la esencia venezolana, en este caso tampoco está claro el origen de este pastel tan exquisito. La mayoría de las versiones apuntan a que el golfeado nació de las manos de los panaderos petañeros Genaro y María Duarte.


En la obra “Las Crónicas de Petare”, de Cruz Amado Fagundez, se narra el siguiente párrafo: “De los hornos rústicos, calentados con leña seca, cortada en los montes cercanos a Petare, salían humeantes y olorosos en grandes platones los ‘golfiados’ de los hermanos Duarte. Los clientes consumían ávidos los primeros que salían del horno y hacían envolverse los que llevarían a sus hogares”.


Esta zona de Caracas, que durante la primera mitad del siglo XX era un pueblo alejado de otros caseríos, se convirtió en paso de todos aquellos que salían de la capital y paraban a abastecerse de comida para el resto del camino. De aquí que la narración de Amado Fagundez tome más sentido aún.


En cuanto a su nombre, la teoría más asentada (y lógica) tiene su origen en el café. En el mismo contexto histórico, hace más de un siglo, en la hacienda cafetera “El Hoyo de las Tapias”. Aquí empezaron a denominar ‘golfiado’ a la semilla con forma de caracol que tiene este producto. De esta denominación original pasó después a llamarse golfeado.


¿Suena apetecible, verdad? No lo dudes más. Te esperamos desde las 10.30h para tu desayuno de café + golfeado, o para tomarlo el resto del día. Estamos en Calle Velázquez 117 y también en las plataformas de delivery Uber Eats, Deliveroo y Glovo.